Un total de ocho aljibes visitaron los excursionistas de la ‘Ruta de las Tendidas del Esparto’

Conocieron su historia, la importancia y riqueza del esparto y las edificaciones que se hicieron en Jumilla con el dinero que aportó

Organizada por el Museo de Etnografía Jerónimo Molina

El pasado sábado, organizada por el Museo Municipal de Etnografía Jerónimo Molina se realizó la excursión de la “Ruta de los Aljibes de las Tendidas del Esparto”, encuadrada dentro de las celebraciones del 50 aniversario del citado museo.

Los participantes decidieron entre los 53 aljibes que hizo el Ayuntamiento en la década de los 40 del pasado siglo y se decantaron por la parte del Hornillo, al tratarse de una zona destacada por el paisaje y por la gran concentración de aljibes.

De esta manera, tuvieron la oportunidad de visitar ocho aljibes, comenzando por el del Aljunzarejo, que actualmente se encuentra escondido al fondo de la finca del mismo nombre. De allí se trasladaron a la antigua tendida del barranco de El Cuerno, donde se pudo admirar un extenso paisaje de espartizal que se conserva junto al término municipal de Cieza y donde se comprobó en su magnitud uno de los extremos del antiguo Campus Espartarius que denominaban los romanos.

Después visitaron los aljibes de Hoya de la Muela, Terrera y Mata Hornillo que se encuentra recientemente restaurado junto a la antigua casa del guarda de monte, con una moderna restauración ajena al contexto del espartizal. A continuación, los excursionistas vieron el aljibe del Cabezacho y terminaron con el de La Calesica que está junto a la pista forestal y cercano a las pinturas rupestres de las Cruciformes. A lo largo de todo el recorrido, conocieron la historia de cada uno de ellos, observaron grafitis de antiguos guardas de monte, comprobaron cómo la mayoría de ellos todavía recogen agua por que los retenes de Medio Ambiente limpian los recibidores y conservan las vertientes limpias, garantizándonos unas reservas de agua para casos de incendios. Asimismo se habló de las tendidas, de la riqueza del esparto (declarado Patrimonio Inmaterial de España) y de las edificaciones que se hicieron en Jumilla con ese dinero.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *