Una defensa al nivel de los más grandes

Solo Atlético de Madrid y Racing de Santander, además del FC Jumill01a, pueden presumir de haber encajado dos goles

Al más puro estilo del Cholo Simeone, el FC Jumilla está alcanzando unas cotas inimaginables alá por el mes de agosto. Y para seguir con la comparación, existen ciertas similitudes en el juego que desarrollan los equipos de Pichi Lucas y el técnico del Atlético de Madrid, sobre todo en el aspecto defensivo.

Ambos son equipos intensos y solidarios, en los que todos defienden y todos atacan. Con balón, los laterales suben la banda como rayos y los centrocampistas se incorporan en bandada en busca del remate y la segunda jugada. Sin él, el repliegue y la intensidad aplicada desde el primero de los delanteros se contagia al resto para recuperar un balón tras otro.

Y con la humildad por bandera, o partido a partido, o como se quiera decir. Desde el presidente, pasando por el entrenador y hasta el último de los jugadores, todos tienen la lección bien aprendida. El FC Jumilla no quiere lanzar las campanas al vuelo a pesar de que los resultados invitan a ello. Los diecisiete puntos conseguidos en estas ocho jornadas les ha conducido a la segunda posición, y es difícil contener la ilusión de una afición que está viviendo la época más gloriosa de su equipo.

La escuadra de Pichi Lucas sigue despertando admiradores jornada tras jornada, y al mismo tiempo ya no asombra a nadie. Todos conocen ya el excelente trabajo colectivo del Jumilla, que a pesar de haber perdido el factor sorpresa sigue sumando al ritmo de los más grandes. Contra el Córdoba B volvieron a dejar su portería a cero y ya van cinco partidos sinencajar. En las categorías profesionales tan solo el Atlético de Madrid en la Liga Santander, así como el Racing, líder del grupo 1, resisten en la comparación con los blanquiazules con dos goles en contra.

El dato mejora img_4497sobremanera si se hace referencia a Jero Lario. El arquero lorquino recibió un tanto en el debut de los vinícolas contra el Sanluqueño, que a pesar de su condición de colista de la tabla ha sido el único capaz de hacer morder el polvo a los jumillanos. Desde entonces Jero no ha vuelto a recoger el balón de la red, ya que el otro gol encajado por los vinícolas fue con Seral bajo palos frente al Linares. En total son ya 570 los minutos de imbatibilidad que el joven guardameta de 21 años lleva a sus espaldas. Toda una hazaña, aunque todavía muy lejos del impresionante récord establecido el pasado curso por Mikel Pagola, cancerbero del Tudelano (grupo 1 de Segunda B), imbatido durante 1.342 minutos.

 

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This