Virgen de la Asunción, vista a través de los documentos S. XVI-XX

      Isabel Mira Ortiz. Historiadora y Dra. en Lengua y Literatura

Deseamos estructurar el testimonio de nuestro pueblo tan lleno de religiosidad y amor a la Virgen de la Asunción. Amor trascendente, que nace con y en nosotros  y nos sobrepasa con la vida. Somos marianos por esencia de familia y Doctrina Cristiana. Con la Virgen caminamos y le imploramos que  nos acompañe en el camino y no nos abandone en la hora de nuestro deceso. Este sentimiento nos aflora ante la Virgen. Los documentos nos hablan de su historia de madre, siempre a nuestro lado en este rincón del alma que es nuestro pueblo de cosechas y ramas de olivos; verde en los pámpanos que cubren sus viñedos; ocres de nuestras tierras dando luz a la paleta de nuestras miradas. Todo son Vínculos inseparables de la Virgen, por la Virgen y hacia la Virgen.

 (Informamos que este artículo es posible escribirlo porque toda la documentación reseñada pertenece al Archivo del Instituto Teológico de Murcia, la cual nos la facilitó su Archivero el padre Pedro Riquelme Oliva, ofm. Académico Numerario de la Real Academia de Alfonso X el Sabio de Murcia. Director que fue de dicho Instituto. Agradecemos su muy estimable ayuda e interés por la Cultura).

En primer lugar exponemos que fecha de dar culto a nuestra Patrona no se puede certificar. Solo se puede asegurar que en 1598 se le tributaba culto. Y que tuvo camerino desde el siglo XV en la ermita de Santa Catalina, espacio ubicado en el actual cementerio, conociéndose los planos de la misma[1]. En su festividad era trasladada en procesión a la Iglesia de Santiago, cuyos cultos del 15 de agosto se  asentaron entre  los más celebrados en la Villa, al igual que sus corridas de toros, que en dicha fecha se celebraban. En 1621 ya tenía lugar la fiesta de Moros y Cristianos, nombrando como su Capitán a Juan Jiménez, mercader; Alférez, Pedro Pérez Navarro, Escribano del Ayuntamiento; Sargento, Juan Palencia. Capitán de los Moros a Pedro Palencia.

 Por acta de 15 de julio de 1670 se crea la Cofradía Abierta de Nuestra Señora de la Asunción[2], y en vez de Mayordomo se nombra Comisario. Hay conjeturas que, posiblemente, se creó Cofradía Cerrada hacia 1610. Otros actos eran representar Comedias y  Misterios, con gran alboroto de Tamboriles, Dulzainas, pólvora y ruido en abundancia. Todos los actos religiosos y festivos eran sufragados por el Concejo, Mayordomos y Cofrades. 1672, se hace constar por el  Concejo de forma explícita “que la Patrona de la Villa de Jumilla es  La Virgen de la Asunción”. El gran avance se produjo en 1729  «Por Decreto se aprueba fábrica de nueva Ermita para colocar a Ntra. Sra. de la Asunción, que dijeron en su Ayuntamiento “como lo han de uso y costumbre” Hay una nota manuscrita que dice “Transformación de la Ermita de San Agustín en Iglesia de La Asunción de Jumilla”. 28 de Junio de 1780, se libran 2000 ptas. “Para la Superiora de los Desamparados de Valencia, valor del traslado y reparación del Estandarte de Ntra. Sra. de la Asunción, Patrona de esta Villa”. 1778, se abonan 200 ptas a Pedro Chamochín por el castillo de Fuegos artificiales para la noche de la Patrona. 175 ptas. a José Moreno Ramos por el Pañal que cubre la Imagen de la Virgen de la Asunción. El Carro Triunfal que la portaba lo construyó Andrés Azorín Martínez por 242 ptas. La corona de la Asunción costó 11.532 ptas. Y las flores que adornaban el carro en las ceremonias religiosas 472 ptas.

El día ocho de agosto de 1888, se realizan en las fiestas de la Patrona “Juegos florales”. Y en 1889 se forman tres comisiones. 1ª Comisión de Feria; arreglo de calles adyacentes a la Plaza del Rey D. Pedro. 2ª Comisión de la plaza de Toros y Policía de calle. 3ª  Comisión de Festejos Religiosos y Fuegos Artificiales.

 Por no extendernos aplazamos a otros tiempos para seguir dando nuevos datos. Cerramos con dos documentos de 1929 que dejan constancia de la atención de caridad de la Cofradía de la Asunción. Dice así: “14 de Agosto. 7 y media de la tarde Inauguración de  la Feria por el Excmo. Ayuntamiento y personas invitadas, amenizando el acto la Banda de Música Municipal, dirigida por D. Alfredo Santos de la Rosa[3]. Día 15 a las nueve de la mañana Solemne Función consagrada a nuestra Patrona. A las 11, reparto de pan en la Ermita de San Roque, mediante bonos que se distribuirán oportunamente. A las 12, extraordinaria comida a los pobres del Asilo, costeada por el Excmo. Ayuntamiento (El Asilo, institución religiosa de Caridad, se estableció en Jumilla en 1923).  A las 7 y media de la tarde tendrá lugar la Procesión  de nuestra Patrona La Virgen de la Asunción.


[1] Este plano nos fue facilitado por  Ángel Francisco Cutillas, Arquitecto. Gran conocedor de la Cultura e Historia de Jumilla.

[2] Abierta es por admitir a toda persona que le interese pertenecer a la misma. Cerrada, en  sus primeros años eran las más establecidas; al ser así solo podían ingresar si reunían determinadas condiciones. Era habitual que se agruparan en cofradía los propios gremios; uno de los más antiguos se creó con los religiosos seculares. Después se solían agrupar por oficios o por estatus social. El mundo de las cofradías es interesantísimo su estudio porque en los siglos de una sociedad cerrada en la que el estatus social era tan rígido, pertenecer a una Asociación significaba  mucho. Era prácticamente  el único medio de ascenso social. Tuvieron mucha aceptación por esta razón y otras. Es un campo que está muy necesitado de investigar.

[3] Don Julián Santos pertenecía a una familia de Músicos, muy identificados en el ramo. Alfredo era su padre, y Elías su abuelo. Los tres cualificados compositores y Directores de Banda de Música de Jumilla. En este acto religioso de homenaje a la Patrona hemos de añadir que los instrumentos que utilizaban los músicos todos eran propiedad del Ayuntamiento.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *