Centenares de vecinos de Jumilla, Yecla, Lorca y Caravaca claman en el municipio: ¡Fuera los marranos del Altiplano!

En una marcha convocada por la plataforma Salvemos Nuestra Tierra

Gustavo López

La plataforma Salvemos nuestra tierra, convocó hace un par de semanas una protesta ciudadana para mostrar su rechazo a la ampliación que recientemente ha aprobado la comunidad autónoma de la lechonera que hay en la zona de La Celia en Jumilla que le permitirá doblar su producción hasta alcanzar las 24.000 cabezas.
Sin embargo, aquella primera convocatoria tuvo que ser suspendida debido a las inclemencias meteorológicas, por lo que se programó de nuevo para el Día de la Región (aprovechando que era día festivo), donde alrededor de 200 personas se dieron cita en el paraje de La Celia. Hubo ciudadanos principalmente de Jumilla, pero recibieron además el apoyo de personas desplazadas desde Yecla, Lorca y Caravaca de la Cruz, así como de las localidades manchegas Montealegre del Castillo y Pozuelo.

Firmas y alegaciones

Según informó María Francisca Mateo, portavoz de la plataforma, “hasta el momento se han recogido unas 4.000 firmas de ciudadanos que se han mostrado en contra de esta macrogranja, además de haber presentado alegaciones a la ampliación de la lechonera de La Celia”. Igualmente confirmó que no descartan la presentación de un contencioso administrativo y un recurso de alzada “por las formas en las que se ha desarrollado este expediente”, ha dicho.
Sobre las 10 de la mañana, partía de las casas de La Celia una primera marcha a pie que terminó en las instalaciones que una empresa cárnica tiene a unos 3 kilómetros. A las 11 salía también con el mismo itinerario una marcha en coche que coincidió media hora después con los que participaron a pie. Allí, la presidenta de la Asociación de Vecinos de La Celia, Cati González, explicó a los presentes “las irregularidades que existe y lo que quieren hacen a partir de ahora”.


Además, aprovecharon para dar una vuelta por todo el perímetro actual de la lechonera “por caminos públicos y sin pisar la propiedad privada”, puntualizó González.

“Un modelo de industria cárnica que no es sostenible”

La presidenta quiso dejar muy claro que “este modelo de industria cárnica no es sostenible con el medio ambiente y las protestas tienen como finalidad el derecho a tener una calidad de vida digna”.
La portavoz de Salvemos nuestra tierra dijo que “en estos momentos hay un permiso de Medio Ambiente de la Región de Murcia para duplicar la capacidad de las instalaciones de La Celia, y el siguiente paso es el permiso del Ayuntamiento de Jumilla para que se puedan realizar las obras y la actividad económica, ya que están en su término municipal, por lo que esperamos y deseamos que estos permisos no se den”.


Además, lamentó que “a pesar de haber invitado a los partidos con representación en el Consistorio (PSOE, PP Y Cs), así como a Vox, Podemos e IU, no nos haya podido acompañar ningún representante. Todos nos dicen que nos apoyan, pero ninguno se quiere significar”. También mostró su malestar porque “en estos momentos se está cambiando el Plan General de Ordenación Urbana para que no se puedan dar licencias para la construcción de macrogranjas y no nos dejen ver el borrador, algo que no entendemos y se empeñen en el hermetismo y que nos enteremos cuando todo esté ya hecho”.

Share This Post On