“El cariño que ofrecemos a los pacientes supera todas nuestras capas de plástico”

Las enfermeras de la 2ª planta del Hospital Virgen del Castillo, en la primera línea de batalla

Nerea Ruiz ofrece un sobrecogedor testimonio sobre las vivencias de todas las enfermeras

Las enfermeras de la 2ª planta del Hospital Virgen del Castillo de Yecla están en la primera línea de batalla luchando por la vida de todos los pacientes  que ingresan afectados por la COVID 19. Están “orgullosas” de su profesión, aunque nunca hubieran imaginado que un día sentirían miedo al llegar a su trabajo.

Nerea Ruiz Martínez es una de ellas, y ofrece su testimonio en nombre de todas.

“El bicho está aquí”

Tras la rutina y normalidad diarias, Nerea cuenta que ”un día en el que habitualmente hay gente en los pasillos, familiares de visita, pacientes con sueros paseando y carros de medicación, deja de ser así, y te encuentras con el silencio, habitaciones cerradas con un cartel de ‘Aislamiento’, en lugar de batas blancas, trajes de plástico, gafas, mascarillas que hacen que ni entre nosotras mismas nos reconozcamos , y es cuando realmente te das cuenta que aquel bichito denominado coronavirus, ya está aquí, en busca de guerra, en nuestra planta, y nosotras, en la primera línea de la batalla”.

Medios

Sobre los medios de protección asegura que no les ha dado tiempo a pensar en nada, “solo en ponerte todo lo que tienes, EPI’s a veces insuficIentes, incluso bolsas de basura y gracias a todas las empresas de Yecla que han colaborado, hemos tenido gorros, perneras y pantallas protectoras para ayudarnos a ir lo más protegidas posibles en esta guerra” y manifiesta a renglón seguido que los pacientes, “no se merecen que nuestros “señores políticos”, no vean realmente lo que es necesario para combatir al virus”. Las enfermeras solo quieren “trabajar y luchar” y lanzan una pregunta “si todos los sanitarios acabamos contagiados, ¿os íbais vosotros a poner aquí, a luchar tal y como lo estamos haciendo nosotras?”

PACIENTES

“Los pacientes necesitan nuestros cuidados, necesitan que entremos, que hablemos con ellos, que les expliquemos y sobre todo, que les demos calor en esos momentos de incertidumbre y tan difíciles  de los que todos estamos aprendiendo, sobre todo a nivel emocional”, sostiene, porque “hay imágenes y frases que jamás olvidaremos y situaciones que nos hacen ser más fuertes y seguir mirando siempre y cada día hacia adelante”.

“No nos dejéis solos”

Dentro de toda esta historia y testimonio que deja Nerea Ruiz y que han vivido todas y cada una de las enfermeras y auxiliares de la 2ª planta, cuentan lo que nunca van a olvidar.

“Cuando entro a la habitación de un paciente con COVID 19, veo a un abuelito, sin acompañante, porque no está permitido y me dice: “por favor, no sé quién eres porque solo te veo los ojos, pero eres la única a la que veo, ¿te puedes quedar aquí conmigo?, no te vayas, a nuestra edad no nos podéis dejar aquí solos”, y eso se te queda en el corazón para siempre, esos ojos y esa mirada desesperada y asustada, que hace que tus ojos se llenen también de lágrimas y en ese momento solo te sale cogerle muy fuerte de la mano y decirle que no está solo y que no se preocupe”.

Nerea Ruiz lanza un mensaje de tranquilidad a los familiares de los que se hayan visto o desgraciadamente se vean en esta situación y les dice que lo cuentan en TV sobre que “mueren abandonados en las habitaciones del hospital, no es verdad”, señala, porque aunque sí que es cierto que no hay ningún familiar suyo, señala, sí que están rodeados de un “magnífico equipo de auxiliares y enfermeras que hay en esta planta”.

“En muchas ocasione, cogidos de tu mano se van, y os aseguro, que la aprietan como si uno de su familia fuera y viendo tan solo nuestros ojos”, relata con ternura, “el cariño que les ofrecemos, supera y traspasa todas las capas de plástico que llevamos puestas”.

“Somos un equipo maravilloso, nos ayudamos en todo, nos ayudamos en todo, no hay categorías y todos vamos a una, que es ganar esta guerra contra la COVID 19, ¡ánimo a todos!”.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *