El Jumilla Atlético se estrena en la liga con un empate que casi roza la remontada épica (2-2)

Gustavo López

Había muchas ganas de fútbol y eso se notó el domingo en el estreno del Jumilla Atlético, y ya desde primeras horas de la tarde en la taquilla se empezaron a generar colas para acceder al Uva Monastrell. Los aficionados no querían perderse este encuentro histórico y el ambiente en las gradas, a pesar de las restricciones, fue realmente bueno.

Saque de honor

Para este primer partido, la alcaldesa de Jumilla, Juana Guardiola, fue la encargada de realizar el saque de honor. Estuvo acompañada por el concejal de Deportes, José Antonio Jiménez, y la presidente del club, Miriam García. También recibieron como recuerdo, sendas camisetas del conjunto jumillano.

El partido

Tras el pitido inicial, en los primeros 45 minutos pasó factura la presión y el nerviosismo con el que los locales saltaron al césped, que no lograron llevar el peligro a la protería contraria. De hecho, en la primera mitad, ni un solo disparo fue entre los tres palos.
El Abarán tampoco hizo nada, pero una oportunidad que tuvo cuando se estaba llegando al descanso fue aprovechada y se fueron a vestuarios con 0-1 en el marcador.
A la vuelta, Juanfran Alarcón hizo un triple cambio buscando la reacción, y la entrada de Nacho, Carbonel y Diego le otorgaron más rapidez, llegó el peligro y se dispusieron de las primeras oportunidades. Pero cuando mejor pintaba la cosa, llegó otro jarro de agua fría, y el Abarán hacía su segundo en el minuto 52.


Pero el Jumilla ACF se tranquilizó y no bajó los brazos. Llegaron las oportunidades, las internadas eran mucho más peligrosas, hasta que de las botas de Juan Tomás salió un gol para la historia al ser el primero en competición oficial.lCorría entonces el minuto 62 y todavía había tiempo para soñar y negarse a empezar la temporada sin sumar, por lo que los locales se armaron con pico y pala y el minuto 77, Pochy desató la euforia e hizo pensar que todavía los puntos se podían quedar en casa.


El Abarán replegó sus líneas, y su capacidad física se vino abajo. Perdieron fuelle y el Atlético se quiso aprovechar de esta circunstancia. Pero el tiempo iba pasando y aunque todavía se disfrutaba de ocasiones, el gol no llegó y el pitido final impidió la remontada épica que hubiera sido la guinda a una tarde de emoción y fútbol.

Próximo partido

El domingo, el Jumilla ACF viaja a Rincón de Seca, donde jugará a las 11:30 horas a por los tres puntos.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *