El pistacho se abre paso en Jumilla como alternativa para los agricultores

José Gómez, director general de Industrias Agroalimentarias y Cooperativismo Agrario visitó la finca experimental del CIFEA «La Maestra»

M.C.C.V.

El director general de Industrias Agroalimentarias y Cooperativismo Agrario de la Región de Murcia, José Gómez, visitó la finca experimental La Maestra la pasada semana y lo hizo acompañado por varios técnicos y responsables del CIFEA, y distintos concejales del PP.
Se trataba de una visita enmarcada en una ronda que viene realizando el responsable regional tras asumir las competencias de todos los Centros Integrados de Formación y Experiencias Agrarias, (CIFEA) y de los Centros de Demostración Agraria (CDA) de la Región de Murcia. De esta forma, conoció de primera mano todo el funcionamiento y trabajo de los centros educativos agrarios regionales, y ahora ha llegado el turno de las fincas experimentales de las que disponen.


En este caso, la visita ha sido para conocer la nueva plantación de pistachos que se ha llevado a cabo en La Maestra. El objetivo es comprobar si funcionan estas plantaciones y sus variedades en esta zona de Jumilla, tal y como ha ocurrido en Caravaca. Según manifestó el director general, “el pistacho es un cultivo alternativo a otros en esta zona de suelo pobre y de poca aportación hídrica”. Desde la Consejería de Agricultura se buscan alternativas a los cultivos tradicionales en distintos puntos de la Región y en este caso se elige Jumilla para “aclimatar el producto y que pueda ser una posibilidad para nuestros agricultores”, subrayó Gómez.

Mayor rendimiento posible

El pistacho está viviendo una gran subida en cuanto a plantaciones y lo que se busca es el mayor rendimiento posible. Según informó José Gómez, en Caravaca se está experimentando con algunas variedades que están llegando a producir 2.000 kilos por hectárea, por lo que “al precio que está el pistacho, es una alternativa más que viable y sostenible para nuestros agricultores y que ahora queremos implementar en esta zona”.

En Jumilla existe ya alguna plantación de pistacho, con otras variedades, por eso, los responsables regionales de Agricultura animan a los agricultores jumillanos a que “vean cómo se produce aquí y, sobre todo, las variedades que mejor funcionan”. El pistacho necesita aproximadamente cuatro años para comenzar a ver resultados, algo más que el almendro para empezar a producir, pero una vez que lo hace, insiste Gómez, “es mucho más rentable que otros cultivos”.

Otros cultivos de La Maestra

El director general de Industrias Agroalimentarias también tuvo la oportunidad de conocer de mano de los técnicos otros cultivos que se producen en la Finca Experimental La Maestra: el olivo, la viña, el melocotón, la cereza y el peral, de los que, según Gómez, “se aprovechan también los alumnos en los distintos ciclos formativos que se imparten”.
La Finca Experimental La Maestra tiene un largo desarrollo en el tiempo en diferentes cultivos y, sobre todo, en el cerezo, donde se llevan a cabo trabajos en común entre los CIFEAS, los Centros de Demostración Agraria y el IMIDA.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *