Recomendaciones para una buena salud auditiva

Antonio Navarro. Especialista en audífonos.

Centro Auditivo Audiovox

Las personas con una audición normal no suelen prestar mucha atención a la salud de los oídos y es fundamental, pues  además de hacernos oír son responsables también del  equilibrio. Debemos  proteger las diferentes partes que componen el oído, y evitar que se puedan dañar comprometiendo nuestra salud auditiva: prevenir infecciones, tratar los resfriados y las alergias,  evitar los ruidos altos, y también aunque creamos que eso no afecta a los oídos, llevar una buena alimentación.

Oído interno: Con el paso de los años, el ruido excesivo va provocando lesiones con una pérdida auditiva progresiva e irreversible. Este problema como tiene un efecto negativo inmediato pero cada vez hay más jóvenes que tienen pérdida auditiva a edades más tempranas. También hay medicamentos que son nocivos para el oído, por lo que debemos seguir las pautas que manda el médico con éste tipo de fármacos.

Oído medio: Suele afectarse por las sinusitis, catarros y alergias. Deben tener especial cuidado las personas que  padecen  de infecciones en garganta y nariz, porque se puede llegar a afectar el oído al estar relacionados: la congestión de la nariz puede provocar una inflamación de la Trompa de Eustaquio (oído medio) y producir otitis. Por ello, cuando llega el mal tiempo y el frío, debemos protegernos y tratar correctamente los resfriados y las alergias.

Oído externo: Al ser la parte más externa del oído también es la más expuesta a sufrir infecciones. También debemos llevar mucho cuidado en no usar bastoncillos para limpiarse la cera del oído, pueden provocar daños e irritación del conducto auditivo. La cera es necesaria pues tiene la función de protegernos de la entrada de cuerpos extraños en el oído.

Debemos hacernos revisiones anuales para comprobar el nivel de audición que se tiene. Además, si trabaja en ambientes ruidosos debe protegerse con cascos o con tapones anti-ruido.

Si ya tiene una pérdida auditiva, también hay que seguir cuidando los oídos,  y si el especialista nos ha mandado usar audífonos, debemos llevarlos pues puede ir progresando la pérdida.

Por último, y por ello no menos importante, una alimentación saludable nos ayuda también a mantener una buena salud auditiva, una dieta variada rica en frutas , verduras ,  con bajos niveles de grasas saturadas y con vitaminas A y E  nos ayudarán a proteger el envejecimiento celular, ya que tienen alto poder antioxidante.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *