Salvemos Nuestra Tierra comparte “totalmente” las declaraciones del ministro Garzón

Han levantado una gran polémica y críticas, sobre todo, del sector afectado

M.C.C.v.

Las declaraciones del ministro de Consumo Alberto Garzón en el diario británico The Guardian sobre la situación de la ganadería extensiva y la industrial en España han levantado una gran polémica. Alguno de los titulares de esa entrevista eran: “Alberto Garzón critica la mala calidad de la carne española”, algo que ha despertado la crítica, sobre todo, del sector afectado. Sin embargo, en la citada entrevista, Garzón compara a la ganadería extensiva con la industrial e indica que es esta última la que “exporta carne de calidad pobre”, pero no se refiere al conjunto del sector ganadero español.

En este sentido, desde la Plataforma Salvemos Nuestra Tierra (PSNT) comparten “totalmente estas declaraciones”. Añaden que “la plataforma no tiene colores políticos, pero declaraciones de este tipo, vengan del partido que vengan, son bienvenidas, por el simple motivo de que comparten nuestro mismo enfoque sobre el modelo cárnico depredador de recursos naturales, esquilmador del tejido económico y social de la España vacía, que es la ganadería intensiva”.

Salvemos Nuestra Tierra

La PSNT considera muy importante que se haya abierto este debate sobre la carne industrial que consumimos y cómo se genera, pues “es necesario que la sociedad española se familiarice con conceptos tan lógicos como una economía eficiente en el uso de recursos, que garantice el abastecimiento suficiente de alimentos asequibles y nutritivos, que se promueva el consumo de alimentos sostenibles, o la mejora del bienestar de los animales”.
Añaden que “las medidas y las políticas que las plataformas ciudadanas, ecologistas, ganaderas extensivas, etcétera, llevamos años pidiendo a gritos y a golpe de manifestación, vienen recogidas en la denominada ‘Estrategia de la granja a la mesa’ que es una línea de acción de la Unión Europea de la que formamos parte, con el objetivo de desarrollar un sistema alimentario europeo sostenible desde la producción hasta el consumo y ahí tienen cabida nuestras demandas de instalaciones ganaderas respetuosas con el medio”.

Share This Post On