El Cuco del Tío Zacarías, de la Alberquilla, ha sufrido un hundimiento parcial

Según ha confirmado Cayetano Herrero, director del Museo Etnográfico Municipal “Jerónimo Molina” de Jumilla, el Cuco del Tío Zacarías, que se encuentra próximo a la pedanía de la Alberquilla, ha sufrido un hundimiento parcial, debido a otro derrumbe que sufrió el contrafuerte de la parte Este, hace ya unos meses.

Este hecho ha provocado el derrumbe frontal de la parte superior de la entrada, ante la falta de estabilidad de la edificación, al verse desprotegida del apoyo y sujeción del contrafuerte. Cayetano Herrero alerta de que “nuestro patrimonio etnográfico y cultural está nuevamente en peligro y se une al ya maltrecho Pozo de la Nieve de El Carche. Necesitamos una enérgica y rápida intervención, para poder remediar su ruina inminente”.

El cuco del Tio Zacarías, también conocido como de la Alberquilla, está enumerado como “Bien Catalogado por su Relevancia Cultural”, por lo que cuenta con un grado de protección a nivel oficial, estando catalogado con el número 14 de los cucos existentes en el término municipal. Se encuentra localizado en la parte sur del Parque Regional de la Sierra de El Carche, próximo al Barranco del Zurrior.

El cuco es parte integrante del patrimonio arquitectónico, histórico, etnográfico y cultural, dentro de la arquitectura popular del término, realizado a piedra seca con materiales básicos del lugar. Se puede decir que es el mejor ejemplo de las construcciones rurales de Jumilla, conocidas popularmente como cucos y unos de los mejores representantes a nivel nacional.

En estas fechas alcanza una mayor relevancia pues, según el director del Museo Etnográfico, “estamos inmersos en un estudio nacional y europeo para la declaración de Patrimonio Mundial de la UNESCO, la arquitectura de piedra seca”. “Es por tanto, -añade Herrero-, un momento muy delicado para esta construcción, pues en la época del año que estamos, se puede llegar a una pérdida importante del edificio, por la lluvia y el viento, lo que urge de manera inmediata un entendimiento entre la parte privada, propietaria de la construcción y la administración pública, para que entre las dos partes se logre en un principio paralizar su derrumbe y realizar un plan para su reconstrucción lo más urgente posible”.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *