Detenida una persona de Jumilla por delito de estafa informática

Una operación conjunta entre la Guardia Civil de Coruña, la de Jumilla y la Policía Judicial de Pinto

El equipo de Estafas Telemáticas de la Compañía de la Guardia Civil de Coruña, en colaboración con la Guardia Civil de Jumilla y el equipo de Policía Judicial de Pinto en Madrid, ha procedido a la detención de dos personas en Parla (Madrid) y de Jumilla tras recabar toda la información que les relaciona con un delito de estafa e intrusión informática.

Los presuntos autores de los hechos aprovecharon el Estado de Alarma para engañar a la víctima.

La operación comenzó a raíz de una denuncia interpuesta en el cuartel de la benemérita de Coruña, en la que el denunciante exponía que había sido víctima de una estafa en su tarjeta bancaria, con la cual los estafadores le realizaron cargos por importe de 1.634,51 euros en la compra de diversos productos. También añadió que intentaron hacerse con el control de sus cuentas bancarias, con la introducción de un nuevo teléfono móvil para gestionar la banca online.

Dicha intrusión pretendía monitorizar los mensajes de confirmación con clave criptográfica de 2FS (doble factor de seguridad) para autorizar las transferencias bancarias sin conocimiento del titular.

Los detenidos crearon un acceso a la banca online del denunciante, para posteriormente dirigirse a través del ‘gestor virtual’ y solicitarle cambio de teléfono móvil para el control de la citada banca online, por lo que se hicieron pasar por la víctima. Tras conseguir sus datos personales y amparándose en la situación de Estado de Alarma, manifestaron que era una persona de grave riesgo por su avanzada edad y problemas cardíacos, por lo que no podía desplazarse a la entidad bancaria para evitar contagios.

La víctima tuvo dudas en el gestor virtual y decidió bloquear el acceso para comprobar la legitimidad de la solicitud. En este tiempo, los investigadores constataron que se trataba de una suplantación de identidad del denunciante.

Tras las investigaciones oportunas por parte de los equipos de delitos informáticos, se pudo determinar que los productos fueron enviados a varios domicilios de la localidad de A Coruña, donde vivía uno de los detenidos temporalmente. Todas las instrucciones y diligencias fueron remitidas a los juzgados de guardia de A Coruña.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *