Fina María Martínez: «Queríamos entusiasmar con Xenysel y que la gente pidiese vino de Jumilla»

Será nombrada Bodeguera Mayor 2019 el 22 de junio en el Castillo

Su “aventura” en el mundo del vino fue junto a su marido hace “doce cosechas”

“Nunca hubiera pensado que se dirigieran a mí para proponerme ostentar el cargo de Bodeguera Mayor”, es lo primero que dice Fina María Martínez, que a la vez manifiesta que ha sido una sorpresa y que será un orgullo el poder representar a Jumilla, donde se le requiera.

Lo del mundo del vino no le viene de tradición familiar, asegura, ya que su padre regentaba un taller de chapa y pintura junto a su tío y ella estuvo trabajando allí durante veinte años.

Fue tras su matrimonio con José María Martínez, agricultor y conocedor un poco más del sector, cuando se decidieron a poner en marcha su propia bodega en un pequeño terreno ubicado entre sierras en el paraje de la Hoya Torres.

En 2006 ya la tenían y su filosofía fue desde el principio  elaborar vinos de calidad aunque no en cantidad, y quién los probase se entusiasmase con el vino y volviesen a pedir “un Jumilla”.

Fue así como comenzó su “aventura”, como ella misma la califica, “no teníamos ni idea” señala, pero se pusieron en manos de un enólogo, y con el trabajo en la viña que realizaba Jose María y el de la bodega con el enólogo, “todos fuimos  aprendiendo y madurando todavía más nuestro proyecto, y ahí andamos”.

Llevan ya una docena de cosechas desde entonces y recuerda como el primer día, el primer vino elaborado y que etiquetaron con el nombre de Xenysel, (Xenia, Nydia y Selene), que son sus tres hijas. Ellos mismos comenzaron la distribución y hoy en día ya están en prácticamente toda la geografía española, con un mercado que se encuentra en expansión por Europa, Estados Unidos y también en el continente asiático.

“Las bondades del microclima de la Hoya Torres se sienten en el vino”

Xenysel es una bodega familiar con un recorrido homogéneo y que según añadas, van saliendo “vinos diferentes”, señala la nueva Bodeguera Mayor.

El microclima del paraje de la Hoya Torres ofrece unas cualidades que se trasladan a todos sus vinos.  Este año han elaborado un vino rosado, Xenys Rosé,en la línea de Xenys blanco, y con él su carta de vinos queda con una decena de referencias, donde se encuentra la gama Xenysel, tanto el Pie Franco como el Organic;  Nidia que es un media crianza con cuatro meses en barrica; el crianza Xenysel 12 meses, y en alta gama están el Calzás y Xenys Autor.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *