El Jumilla se hunde en el descenso, y el Cartagena se coloca líder

Los vinícolas no tiraron a puerta en todo el partido para caer por la mínima (0-1)

El FC Cartagena se aúpa a lo más al to de la tabla tras la merecida victoria cosechada en el Municipal La Hoya, donde se impuso por 0-1 ante un Jumilla que acabó con nueve. Aun así los visitantes sufrieron hasta el final porque marraron lo infallable, con hasta cuatro o cinco ocasiones claras en los últimos lances del encuentro.

Sin tener en cuenta la posición que uno y otro ostentan en la clasificación, el derbi regional entre FC Jumilla y FC Cartagena se empezó a disputar sobre el césped de La Hoya de poder a poder.  El conjunto local buscaba sin disimulo la banda izquierda del rápido extremo vinícola, mientras que los visitantes aprovechaban las indecisiones de la zaga local para generar peligro con balones largos dirigidos a Moussa, así como a Hugo Rodríguez por banda izquierda.

La primera media ocasión para el Jumilla fue en un centro de Txomin que Chupe, cuya especialidad no es precisamente el remate de cabeza, no empaló bien con la testa. Lo que sí hace bien el habilidoso futbolista vinícola es conducir el balón, y en una de sus llegadas por banda derecha logró sacar un pase al interior del área pequeña, obligando a Zabaco a emplearse a fondo para despejar el esférico. Posteriormente otra entrada de Txomin, en este caso por la otra banda, dejó un buen balón en la frontal a Julián Domínguez, pero el lateral no logró enchufar un buen disparo.

Sin ocasiones claras para uno y otro, el gol del Cartagena llegó cuando nadie se lo esperaba. Hugo Rodríguez botaba un córner corto, hacia la posición que defendía Fran Moreno, pero el centrocampista erró de manera inexplicable en su despeje, y el balón se paseó por delante de la línea de gol hasta llegar al segundo palo, donde Sergio Jiménez marcó a placer.

 

El tanto trastocó totalmente los planes vinícolas, y aun pudo ser peor porque la defensa local tampoco se mostró expeditiva en un balón en profundidad para Hugo Rodríguez, cuyo disparo se fue a las manos del portero. Después, otro balón largo dirigido a Moussa también creó incertidumbre entre la zaga y el portero. El Cartagena se sentía muy cómodo, mientras el Jumilla esperaba ansioso al tiempo de descanso para reordenar ideas.

 

El intermedio llegó, y a su conclusión apareció sobre el campo Chaco, para meter más madera en el ataque vinícola y tratar de cambiar la dinámica de la primera mitad, siendo el jugador sacrificado el centrocampista Manu Miquel. No hizo cambios el FC Cartagena, ni necesidad tenía de ello, saliendo 

 

a morder también al inicio de este segundo periodo para buscar el tanto que prácticamente significaría la sentencia. De hecho la primera para los visitantes llegó a los dos minutos, con un balón que se le quedó a Zabaco casi en el área pequeña, y que se le fue por encima de la portería.

El Jumilla trataba de desperezarse nuevamente buscando a Txomin, así como con balones largos a Chaco. A punto estuvo de lograr revolverse el delantero recién ingresado, pero la defensa se aplicó de manera oportuna para impedir su disparo. A pesar del empeño local el Cartagena se mostraba mucho más lúcido, sobre todo en una gran jugada de combinación dentro del área en la que triangularon Moussa, Zalazar y Hugo rodríguez, siendo finalmente fallido el disparo del delantero centro cartagenero.

Se la jugó Pato todavía con media hora para el final con un doble cambio que le dejó sin posibilidad de reaccionar ante cualquier contratiempo. Valiente el técnico vinícola, que movió sus fichas justo después de la mejor ocasión del Jumilla tras el saque de un corner, cuando Caye Quintana enchufó a la perfección una volea que se fue por poco a la derecha del portero.

En el último cuarto de partido el Cartagena atrasó líneas para buscar descaradamente las contras, mientras el Jumilla se mostraba más voluntarioso en ataque, ahora con Campoy y Guirao por bandas, pero sin llegar a inquietar a Pau Torres, que hasta el momento no se había visto obligado a intervenir más que para recoger balones largos.

Pero las cosas se iban a poner casi imposibles para los vinícolas cuando, a diez minutos para cumplirse el tiempo oficial, fue precisamente Fran Moreno, el más clarividente de los locales, el que vio su segunda amarilla por una supuesta agresión en el centro del campo a Sergio Jiménez.

Con la superioridad, el que se animó a subir la banda fue Óscar Ramírez, que llegando hasta la frontal del área recibió dos balones que tuvo todo el tiempo del mundo para acomodar, y que buscó las escuadras de Mandaluniz. Ambos disparos se fueron fuera por poco.

Y cuando el partido parecía que se acababa llegó la  mejor oportunidad del partido para el Jumilla, por medio de Chaco, que se aprovechó de un bote que despistó a la zaga cartagenera para levantar el balón por encima del guardameta, que se quedó a media salida, pero la vaselina salió fuera de los tres palos.

Con los locales totalmente lanzados en ataque, pidieron penalti en un barullo en el área. “Fue un penalti claro, nos hubiera dado un empate merecido”, indicó Pato posteriormente en rueda de prensa. En la contra, Aguilar falló un uno contra uno ante Mandaluniz, y sin tiempo para respirar Chaco veía su segunda amarilla y la consiguiente roja por otra supuesta agresión que solo vio el árbitro.

Hasta seis minutos de descuento señaló Ruipérez Marín, en los que el Jumilla buscaba la heroica con ocho hombres, porque el central Robles ya apenas podía trotar por el campo. Algo que quedó de manifiesto en una contra conducida por Chavero, en la que no pudo seguirle, cojeando y doliéndose ostensiblemente de la parte trasera del muslo.

Parecía mentira que el segundo del Cartagena no llegara, porque en otra ocasión Hugo Rodríguez se quedó solo, con infinidad de tiempo para preparar el disparo que se fue muy alto. Afortunadamente para los visitantes, los tres puntos no se les iban a escapar, porque de lo contrario Monteagudo no estaría nada satisfecho de la eficacia de los suyos.

Así concluyó el encuentro, y los tres puntos se fueron merecidamente para la ciudad departamental, que se coloca líder del grupo 4. Apenas inquietó el Jumilla el arco rival, y sumó su segunda derrota para hundirse más todavía en la zona de descenso.

 

FC JUMILLA: Mandaluniz, Julián Domínguez, Neftalí, Robles, Catalá, Manu Miquel (Chaco, 46’), Cifuentes, Fran Moreno, Chupe (Campoy, 60’), Txomin (Guirao, 60’) y Caye Quintana.

FC CARTAGENA: Pau Torres, Ramírez, Álvaro, Mejías, Zabaco, Sergio Jiménez, Hugo Rodríguez, Chavero, Moussa (Aketxe, 62’), Zalazar (Alberto Aguilar, 87’) y Dani Abalo (Álvaro González, 66’).

GOL: 0-1, Sergio Jiménez (32’).

ÁRBITRO: Ruipérez Marín, Rubén. Amarillas al local Txomin, Catalá; y al visitante Chavero y Alberto. Además expulsó a los vinícolas Fran Moreno (75’)  y Chaco (89’), ambos por doble amarilla.

INCIDENCIAS: Partido disputado en el Municipal La Hoya, que experimentó la mejor entrada de la temporada, con mil espectadores en la grada, unos 200 de ellos de Cartagena. También estuvo en el palco el director general de Deportes de la Región de Murcia, Alonso Gómez.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *