La Guía Peñín da la ‘excelencia’ a dos de los nuevos vinos de Ribera del Juá

El crianza ha obtenido un 91 y el Bacchus de Plata, el roble un 90 y el joven 88 puntos

Luis Sánchez es el enólogo de este proyecto que gerencia la familia Santos-Espinosa de los Monteros

Foto: Toño Marín

Los nuevos vinos de Bodegas Ribera del Juá han obtenido muy buenas puntuaciones en la Guía Peñín 2019, el manual de vinos españoles más completo del mundo, formado por un equipo de personas joven y dinámico, que es responsable de la cata de más de 11.500 vinos anuales.

Así, el Ribera del Juá crianza es el que mejor nota obtiene con un 91, además de haber recibido también el Bacchus de Plata en el XVI Concurso Internacional de Vinos, celebrado en Madrid el pasado mes de marzo. Alcanza así este crianza de 7 meses en barrica de roble francés y americano, que combina las variedades Monastrell, Cabernet Sauvignon y Syrah, la ‘excelencia’ en la guía.

También ha logrado una nota de ‘vino excelente’ el Ribera del Juá roble, que es un tinto joven elaborado con roble francés y americano que ha obtenido un 90 en Peñín.

Por otra parte, el Ribera del Juá Joven, elaborado con variedades Monastrell, Syrah y Cabernet Sauvignon ha quedado un poco más abajo en la escala, con una puntuación de 88, es decir, un vino calificado por la Guía Peñín como ‘muy bueno’.

Bodegas Ribera del Juá, la nueva bodega de la DO Jumilla nace de la unión de personas con amplia trayectoria generacional y experiencia personal en el mundo del vino como la familia Santos-Espinosa de los Monteros y el enólogo Luis Sánchez, reconocido por sus trabajos en la realización de proyectos en Rioja Alavesa (Laguardia), Ribera del Duero (Roa) y Rueda. Recuperado para Jumilla en el año 2000, participa en la generación y definición del proyecto Bodegas Luzón como director técnico enológico hasta 2016.

La bodega aúna la historia de Jumilla y la arquitectura de la Casa del Rico

La Ribera del río Juá es el lugar del que, durante el paleolítico inferior, datan los primeros asentamientos que dan origen a la actual Jumilla. De este río, que perdió su nombre, solo queda su cauce seco (ahora Rambla del Judío) y un lugar emblemático como el Charco del Zorro.

Además, la fachada de Bodegas Ribera del Juá recoge la arquitectura del palacio renacentista de finales del siglo XVI, conocido como Casa del Rico. La fachada, fue levantada por Francisco Pérez de los Cobos, ‘el Rico’ y su mujer Mariana de Cutillas-Torres, con rejas castellanas y tejadillos rematados con escudos de armas y su imponente puerta de estilo manierista.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

1 Comment

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *