Es necesario un análisis profundo

Las Fiestas Patronales de Jumilla se encuentran en pleno ecuador, una vez que han finalizado los Moros y Cristianos, los propios actos patronales y el 34 Festival Nacional de Folklore Ciudad de Jumilla, por lo que a partir de ahora, el protagonismo se reúne enteramente en el final de la Fiesta de la Vendimia, una vez igualmente que se han celebrado ya buena parte de actos que se organizan desde la Federación, como la Fuente del Vino, Cabalgata Infantil y otros concursos menores. Igualmente, anoche se obtuvo el primer mosto de la cosecha, donde los peñeros rindieron su homenaje particular a Hilario Simón.

Pues bien, con todos estos antecedentes y aun a pesar de lo que queda por delante, se puede decir con rotundidad que es necesario realizar un análisis profundo, ya que tenemos unas fiestas que son muy singulares, donde se amalgaman junto a los actos de la Virgen de la Asunción, los que se organizan desde otros colectivos, así como el propio Ayuntamiento, por lo que hay sal suficiente para hacer un programa muy salado, pero claro, sin pasarse, porque como todo en la vida, la línea roja suele ser demasiado estrecha y a la vez, muy fácil de sobrepasar.

Este año, de forma generalizada, el desarrollo de la Feria ha estado bien, al menos en este primera parte de su desarrollo, sin embargo hay demasiado por pulir, o al menos digno de ser valorado, con la intención de ser mejorado de cara a próximas ediciones o quizá incluso plantearse la posibilidad de eliminar cosas que no suman, sino todo lo contrario.

Muchas veces no por hacer mucho se está haciendo bien, y a veces hay que tener muy presente que es mucho mejor hacer poco y bueno que mucho y malo, porque el resultado final sin duda, bajará enteros.

Como decíamos, estamos más o menos en la mitad y ahora de momento a disfrutar y después,… a valorar.  

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This