Perros y Letras y AFAD inician un proyecto de terapia para mayores

Es la primera vez que el perro lector Pani, trabajará con personas mayores

En principio serán ocho usuarios los que vayan a participar en el proyecto durante tres meses

El programa Perros y Letras que tanto éxito y beneficio ha aportado a cientos de niños en la Región, contando con los centros escolares de Jumilla, aterriza ahora en un proyecto pionero en España, y será en AFAD, la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer, donde se ponga en marcha, la terapia asistida para personas mayores.

Así lo explicaba María Molina Bernabeu, la responsable del programa en la Región y tutora del perro Pani, el perro lector que interactuará con los usuarios de AFAD, que compareció junto a la presidenta de la asociación, Lola Tomás y la psicóloga y trabajadora social, Pilar Requena y Ascen Lozano, monitoras de los talleres que colaborarán en el novedoso proyecto.

El proyecto que comenzaba justo el día de ayer, tendrá en principio una duración de tres meses, febrero, marzo y mayo,  y en él van a participar ocho usuarios de AFAD Jumilla, en sesiones matinales los miércoles y jueves de cada mes. Realizarán igualmente dos sesiones grupales.

María Molina señalaba que  se trata de una actividad totalmente novedosa que se pone en marcha por primera vez desde el programa de Perros y Letras con personas mayores, ya que hasta ahora lo habían hecho con niños, algunos de ellos con necesidades educativas especiales y que la experiencia y los beneficios que han reportado han sido “incuestionables y recíprocas para ambas partes”.

El programa está financiado por el Ministerio de Educación del Gobierno de España, y no se descarta  ponerlo en marcha en otras asociaciones y colectivos de la región, siempre a través del estamento autorizado como es Perros y Letras R.E.A.D. España, y su coordinadora en Murcia, María Molina.

“Leer con Pani aportará muchos beneficios para los usuarios de AFAD”

Los beneficios de compartir la lectura con Pani, el perro lector, están ya más que demostrados en niños, y no será muy diferente cuando se haga con las personas mayores, con un leve o moderado deterioro cognitivo, o incluso en ausencia de éste.

Estimulará la motivación de los lectores y la concentración y se aumenta la fluidez y la comprensión lectoras.  De igual manera crece la autoestima de los usuarios, la  seguridad y la confianza en sí mismos, lo que les hará sentirse mucho más competentes en esta tarea y mostrar mayor interés por la lectura, con lo que todo ello lleva consigo. 

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *