“Si pasa un mes y el niño no se adapta a la vuelta al cole, hay que alertarse”

Jara Cuadrado: Máster en Psicología Clínica y gerente de Artesero Psicólogos

Es una recomendación que ofrece la profesional en el regreso a las aulas

Niños y niñas regresan esta semana a las aulas, después de varios meses de descanso y donde el ritmo y la rutina varían considerablemente. Ahora hay que volver a la cotidianeidad que requiere el inicio del curso.  Por este motivo, Siete Días ha querido conocer la opinión y consejos de una experta, la psicóloga Jara Cuadrado.Jara

Ha comenzado afirmando que, efectivamente, “es un gran cambio, sobre todo, cuando es la primera vez que el menor de edad tiene que enfrentarse a una separación de sus progenitores que, en muchos casos, supone una angustia y genera lloros y rabietas, algo ante lo que los padres no deben ceder y deben explicar antes de salir de casa. También es importante que no se alarguen las despedidas”.

Sobre la incorporación escalonada, la psicóloga lo recomienda, “siempre y cuando las familias tengan esa oportunidad, con una hora o dos horas en la guardería, es más que suficiente para que el bebé se acostumbre a esos espacios en los que no está la figura de apego, y será más fácil cuando el pequeño entre al colegio”.

En cuanto a  los más mayores, la psicóloga afirma que es muy habitual que se sature a los hijos con actividades extraescolares, con lo que para Jara Cuadrado es muy importante que “estas actividades se organicen los primeros días de septiembre para que los padres calibren si es positivo o negativo, puesto que no deben olvidar que son niños o adolescentes y que además del estudio deben tener tiempo para el ocio y el juego”.

NUEVAS TECNOLOGÍAS

De la misma forma, la experta ha hablado del consumo de las nuevas tecnologías, algo que, asegura afecta al 100% de los hogares. De esta forma, recuerda que el niño viene del verano, sin normas, ni límites y se tiende a ser más permisivo, y, por supuesto, también con el uso de las nuevas tecnologías. En este tema, Jara Cuadrado insiste que “este ritmo en septiembre hay que cambiarlo, debemos ser los adultos los que guiemos a la hora de modificar las rutinas, por lo que se recomienda empezar una semana antes, hablando con el niño sobre los cambios que van a vivir,  nuevos horarios y nuevas pautas de conducta, también sobre esa utilización de internet, los móviles, tablets, smarphones, ordenadores, etc. y debe ser siempre después de los deberes y el niño lo debe interiorizar, se va a quejar, pero no nos debemos preocupar”. Además la psicóloga también aconseja que “todos estos dispositivos deben estar en un lugar donde los padres puedan controlar”.

En los adolescentes,  la labor en el uso de las tecnologías, “deben ser los padres los que gestionen cuando son pequeños, en Primaria, por lo que los jóvenes deben ser educados con anterioridad”, afirma.

Si han pasado tres semanas o un mes y se observa que el niño no se ha acomodado, hay alteraciones de su ritmo biológico, no duerme bien, no come bien, con humor cambiante, no realiza las tareas, todos estos son signos que deben alertar, conocer qué le está afectando y tomar medidas. Por último, la psicóloga ha informado que generalmente los padres suelen acudir a la consulta “preocupados porque a los niños les cuesta ponerse a estudiar, algo que se puede traducir en trastornos del aprendizaje, déficit de atención o  dislexia y que evidentemente tiene que corregirse cuanto antes. Empezamos a trabajar y marcamos unas pautas de organización que es fundamental”, ha dicho Cuadrado.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This