Siete Días Jumilla sale de nuestras fronteras y viaja a Jerusalén. Manuel Gea entrevista al superior fray Patton

El colaborador envió un artículo sobre los franciscanos en Tierra Santa y ha conseguido una entrevista con el superior fray Patton

El periódico Siete Días Jumilla ha viajado a Jerusalén y lo ha hecho gracias al envío del colaborador Manuel Gea de un artículo firmado por él sobre las obras sociales de los franciscanos en Tierra Santa. El envío fue dirigido al superior de Jerusalén fray Francesco Patton, a través de su secretario el franciscano Fray David Grenier. En esa misiva, Gea le solicitaba una entrevista y obtuvo respuesta positiva.

Fray Francesco Patton, es custodio de Tierra Santa desde mayo de 2016 de acuerdo con un decreto de la Santa Sede y representa a todas las provincias franciscanas del mundo. Fray Patton, curiosamente tiene apellido de dos militares famosos en la II Guerra Mundial, los Patton americano y alemán, pero él representa la Paz, que según el Papa Pablo VI “representa a la Custodia de los Santos Lugares, como superior que la guía y hace visible, así el carácter universal de esta tierra elegida por Dios”.

El franciscano tiene 54 años de edad, habla tres idiomas, es licenciado en Ciencias de la Comunicación, por la Universidad Salesiana de Roma (1993)  y predica los 800 años de convivencia intercultural y religiosa que tienen los franciscanos en Tierra Santa, donde sus obras sociales y de asistencia a peregrinos son proverbiales. Ha recibido este septiembre el Premio Convivencia de Ceuta, donde visitó a las autoridades, el templo católico, de los hindúes, la mezquita y la sinagoga. Una personalidad universal, que estas declaraciones para publicarse en el semanario Siete Días Jumilla.

Reproducimos, por tanto, la entrevista realizada por Manuel Gea al Custodio General de Tierra Santa que estuvo recientemente en el Jubileo de Caravaca.

P: ¿Qué impresiones recibió usted fray Francesco Patton, en el santuario de Caravaca de la Cruz con motivo de su visita para ganar el Jubileo?

R: Recibí una extraordinaria acogida por los miembros de la Real e Ilustre Cofradía de la Santísima Cruz de Caravaca. El hermoso y bien cuidado Santuario donde se venera la reliquia de la Vera Cruz me pareció ser el centro de los caravaqueños, pues sin duda, la espiritualidad de la Vera Cruz les lleva al optimismo cristiano de la vida, porque la Cruz lleva a la gloria de la Resurrección.

P: ¿Si le informaron en Caravaca hubo un importante convento de franciscanos hasta la Desamortización del Gobierno liberal en 1835 y no pasó usted por el pueblo vecino de Cehegín, donde se halla la Patrona de la ciudad Santa María de las Maravillas, autor Nicola Fumo de Nápoles 1725, de belleza sin par, encargada por el franciscano padre Francisco Moreno Pastor? 

R: Ciertamente me informaron de la existencia del importante convento franciscano en Caravaca para la vida de la ciudad en el tiempo de su existencia. Pude contemplar el lugar que ocupaba junto a la plaza de toros desde la atalaya del Santuario. El tiempo que tuve a disposición no me permitió visitar el pueblo de Cehegín del que me hablaron con suma simpatía, dándome detalles de sus edificios, obras de arte así como de los queridos frailes franciscanos.

P: ¿Si vuelve a España, podría pasar por el convento de los franciscanos de Cehegín para visitar dicha imagen italiana, joya de devoción popular?

R: La próxima vez que volviere a la provincia de Murcia, intentaré pasar por Cehegín, por lo que usted me dice y para visitar a nuestros frailes.  Le deseo todo bien en el Señor, Fr. Francesco

Según ha informado Manuel Gea esta publicación será, de nuevo, enviada a Jesuralén.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *