El Teatro Vico dice adiós a las goteras en el hall de los palcos y de general

La falta de mantenimiento había provocado humedad en las paredes

A través de trabajos llevados a cabo con personal municipal con un coste de 12.000 euros

El Ayuntamiento de Jumilla está llevando a cabo durante estos últimos días diferentes obras de mantenimiento en el Teatro Vico. De esta manera, se están reparando varias goteras que existían en el hall de la zona de palcos y de general, que habían provocado humedades en las paredes. Se ha procedido al arreglo de varias canales del tejado que estaban en mal estado y obstruidas por la falta de limpieza. Igualmente, se está actuando sobre las bajantes y las paredes afectadas a través de repintado, así como al aislamiento de algunas pequeñas ventanas que tenían filtraciones cuando llueve con fuerza. La zona afectada en todos los casos era en el hall, sin que hubiera problemas en la zona de espectadores.

Los trabajos están siendo llevados a cabo con personal municipal, por lo que según ha confirmado el concejal de Obras, Francisco González, la inversión municipal que se ha destinado para estas “necesarias obras” ha sido de 12.000 euros.

La concejal de Cultura, Pilar Martínez, ha aclarado que “ha sido la falta de mantenimiento del edificio en los últimos años la que ha provocado estos desperfectos”. Además, ha adelantado que en el mes de julio se procederá a cambiar el suelo de madera del escenario “que se encuentra en mal estado y que hace unos años sufrió una desafortunada reparación”. Parece ser, que hace unos cuatro años, la anterior corporación procedió al lijado y pintado del escenario, unos trabajos que no se hicieron adecuadamente ya que por el exceso en el lijado, el suelo quedó muy débil, por lo que se astilla con mucha facilidad. Ahora será la sustitución de la madera la que venga a solucionar estos problemas.

La última gran obra en el Teatro Vico fue en el año 2011

Hay que recordar, que entre los años 2010 y 2011, el emblemático edificio jumillano, obra del arquitecto Justo Millán al igual que el Romea de Murcia, fue objeto de una importante obra donde se arregló toda la techumbre ante el peligro de desplome, gracias a un convenio entre el Ayuntamiento y Fomento dentro del programa del 1% Cultural, a través del cual se invirtieron 710.000 euros financiados al 75% por el Estado y el 25% restante por las arcas municipales.

Las reparaciones de ahora se unen a la renovación hace unos meses de la cámara negra y el centro de circuitos de iluminación que se sustituyeron íntegramente.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *