Las gasolineras experimentan una bajada exponencial de la venta de combustible

En cuanto a servicios de lavadero han tenido que cerrar, excepto los dedicados a camiones

Esto se debe a la práctica ausencia de tráfico rodado

Siete Días Jumilla también ha querido conocer cómo están afrontando esta crisis del coronavirus las gasolineras, para ello se ha puesto en contacto con los gerentes de dos de estos establecimientos en la localidad, en este caso Jesús Jiménez, de Estación de Servicio Levante y Mónica García, de Áreas de Servicio Multigas Enértica. Ambos coinciden en que en los últimos días y gradualmente ha ido descendiendo la venta de combustible. Jesús Jiménez asegura que “estamos vendiendo un 80% menos de lo que vendíamos, prácticamente los únicos clientes que persisten son los agricultores”. Por su parte Mónica García informa de que “la venta la estamos sacando adelante sobre todo con el reparto a empresas que utilizan diésel para sus calderas, o particulares en sus calefacciones, pero en gasolinera prácticamente no se vende”.

En cuanto a personal, la responsable de Multigas indica que “por el momento seguimos todos, siempre atentos a cómo va evolucionando la situación y por supuesto cumpliendo con los protocolos, utilizando los EPI, manteniendo la distancia de seguridad, evitando que nuestros repartidores toquen dinero físico y entrando solo nuestro personal a la oficina”. Sin embargo Jesús Jiménez informa de que de sus tres empleados “solo sigue activa una, que acude a la gasolinera abre y desinfecta por la mañana y realiza otro procedimiento de desinfección por la tarde, en total trabaja cuatro horas”.

LAVADEROS

Respecto a los servicios de lavadero, el gerente de Estación de Servicio Levante asegura que “desde el primer día que se decretó el Estado de Aplarma lo tenemos cerrado, es más, ese mismo día se personaron agentes de la Policía Local, que obligaron a nuestra empleada a dejar de prestar un servicio de limpieza que estaba realizando”. Sin embargo, la responsable de Multigas Enértica informa de que han tenido que dejar “servicios mínimos de lavadero”, en este caso los dedicados a camiones. “Siguen trabajando y es importante que puedan seguir desarrollando su trabajo en las mejores condiciones”, finaliza Mónica García. 

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *