La pintura del cérvido del Buen Aire se convierte en una joya prehistórica

La iniciativa y el diseño parte del joyero salmantino Paco Moro

L. Tomás

La pintura rupestre del cérvido de Jumilla que alberga la cueva situada en el Barranco del Buen Aire II ha sido reproducida en modo joya en un taller de Salamanca que dirige Paco Moro.


Paco Moro es un joyero salmantino licenciado en Historia por la Universidad de Salamanca, y desde sus comienzos en la profesión, el arte prehistórico ha estado presente en muchas de sus colecciones.


En la página web joyasprehistóricas.es se unen dos campos aparentemente alejados, el de la prehistoria y la joyería, con el propósito según señala Paco Moro “de ser algo más que una página de venta on-line, sino para contribuir al conocimiento y difusión de las primeras manifestaciones artísticas de nuestro patrimonio”.

Share This Post On