Las autoescuelas de la localidad retoman las clases teóricas y las prácticas con “ganas”

Tras tres meses de cierre obligado por la Covid-19, Autoescuela Iniesta y Autoescuela Casto cuentan cómo ha sido la vuelta al trabajo.

L. Tomas/M.C.C.V.

El sector de las autoescuelas y centros de formación de conductores ha vuelto a la actividad tras la pandemia, aunque como muchos otros, con limitaciones considerables. En Siete Días Jumilla hemos hablado con los gerentes de dos autoescuelas de la localidad para conocer la situación actual y las perspectivas de futuro más inmediatas.

AUTOESCUELA INIESTA

La gerente de Autoescuela Iniesta, Estrella Martínez, asegura que han afrontado la vuelta con “muchas ganas e ilusión” porque todo este tiempo les ha dado más fuerza para seguir trabajando. Señala que durante el confinamiento ha seguido manteniendo el contacto con todos los alumnos, “ansiosos” de reanudar las clases, volver a las prácticas, etc., así que “ganas e ilusión no faltan, y confianza en que no haya que dar marcha atrás”.
No habla de dificultades a la hora de retomar la actividad sino más bien de “cambios”, sobre todo en los trámites de presentación de alumnos en Tráfico, que ahora se realiza de manera telemática y ello conlleva ahorro de tiempo y viajes a Murcia.


Lo que ha supuesto el cierre del negocio durante tres meses para una pequeña y mediana empresa, Estrella Martínez, señala que es la pérdida de ingresos pero no solo en las autoescuelas, sino “para todos los sectores”.
Sobre las medidas para volver abrir confirma que “existe un protocolo tanto para la realización de los exámenes teóricos como para el práctico de coche, y lo envía la DGT”; y luego está también el protocolo para trabajar tanto en el aula como en el coche y que es el que designa el Ministerio de Sanidad para todos los negocios, que es el uso de mascarilla, desinfección del aula y coche entre clase y clase, uso de gel hidroalcóholico para las manos, y toma de la temperatura al entrar, es decir “lo que viene establecido y hacemos para la seguridad de todos nuestros alumnos”.
Martínez remarca con satisfacción que todos los alumnos estaban deseando hacer su examen práctico y teórico porque al final lo que quieren es “tener el carnet” y este año contarán con la ventaja de que en agosto por vez primera en la Región de Murcia se van hacer exámenes y eso para el gremio “es una buena noticia y nos hace ser más optimistas”. “Vamos poco a poco viendo vidilla y movimiento y ahora es una de las mejores épocas que tenemos las autoescuelas, aunque los jóvenes están en época de exámenes, EBAU y demás, pero lo que quieren en cuanto acaben es sacarse el carnet de conducir y ganar en independencia”.
Estrella Martínez puntualizaba “que no hay edad para sacarse el carnet de conducir porque hay gente de más edad que se decide, y tarde o temprano todos necesitan esa independencia que te da el tener el permiso y quién se lo propone, en muy poco tiempo lo consigue”.

AUTOESCUELA CASTO

Casto Monreal, gerente de Autoescuela Casto ha declarado que la vuelta a la actividad está siendo “complicada”. Atendiendo a la normativa, las aulas han visto reducida considerablemente su aforo y en su caso de 16 puestos de alumnos con los que cuentan, han tenido que pasar a 6. Afirma que “ahora mismo la afluencia no es demasiado grande, ya que la gente está retraída a la hora de acudir a lugares donde se juntan varias personas. En los centros de estudio también han tenido que aplicar todos los protocolos marcados por Sanidad y por la Jefatura Provincial de Tráfico para evitar contagios, como el uso de gel hidroalcohólico, intensificar la limpieza y el obligatorio uso de mascarillas en profesores y alumnos, y lo mismo para los vehículos, con la desinfección total del coche cada vez que finaliza una clase.


Casto Monreal afirma que “aunque todo esto implica gastos e inversiones, lo que más daño nos hace es la reducción de aforo, pero tenemos que cumplir las normas”. En cuanto a personal, en esta empresa los trabajadores se acogieron a ERTES e igualmente se han tenido que solicitar ayudas ICO para poder hacer frente a los gastos.
A pesar de la situación, Casto Monreal asegura que los alumnos asisten a clase con “mucha ilusión a sacarse el permiso de conducir y poder moverse en su vehículo y nosotros igual, ayudándoles en todo lo posible e intentando dar el mejor servicio”, y por ello lanza un mensaje, “constancia en el estudio, y que de esto salimos todos juntos y lo vamos a conseguir”.

Author: Siete Días

Share This Post On